Pages Don't Look Right?

For a better online experience, we recommend updating your current browser or using one of these:

  • Internet Explorer Browser will open in a new window or tab
  • Chrome Browser will open in a new window or tab
  • Firefox Browser will open in a new window or tab
  • Safari Browser will open in a new window or tab
Close

×

Información sobre los teléfonos móviles y la salud


Los teléfonos móviles usan señales de frecuencias de radio para comunicarse y, por lo tanto, producen campos de frecuencias de radio de bajo nivel. Ocasionalmente, puedes leer u escuchar noticias sobre un nuevo informe que indica los riesgos para la salud de las frecuencias de radio de los teléfonos móviles o que señala que no existe riesgo de salud alguno relacionado con ellos.

Es difícil saber qué hacer con las últimas noticias sobre determinado alimento, fármaco o equipo del que se dice que tiene efectos buenos, malos o inexistentes en la salud de las personas. Y parece que luego aparecen otras noticias que contradicen a las anteriores.

Podemos aprender algo del enfoque adoptado por los funcionarios de salud pública y entidades reguladoras, que tienen experiencia en determinar el significado de los informes de estudios y revistas científicas sobre problemas sanitarios. Estos funcionarios y entidades no sólo tienen en cuenta los informes más recientes, sino que también evalúan y sopesan en conjunto la totalidad de los informes científicos y prestan particular atención a aquellos de mayor calidad, que además fueron confirmados por otros informes científicos independientes.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) tiene amplia y continuada competencia para regular los sistemas de comunicación de teléfonos móviles, y eso incluye la autoridad para proteger la salud de las personas y su seguridad al usarlos. En su sitio web, la FCC se ocupa del tema de los teléfonos móviles y la salud. Una pregunta clave que hace la FCC:

      "¿Existe alguna prueba de que los teléfonos móviles provoquen cáncer?".

La respuesta de la FCC:

      "No hay pruebas científicas que demuestren que el uso de teléfonos celulares provoque cáncer u… otros problemas . . ."

La FCC estableció límites para los campos de frecuencias de radio (RF) que pueden producir los teléfonos móviles, de modo de asegurar que aquéllos se mantengan en niveles seguros. Como destaca la FCC en su sitio web:

     "Todos los teléfonos móviles que se venden en los Estados Unidos cumplen con los requisitos gubernamentales que mantienen la energía de frecuencias de radio en niveles seguros."

Todos los teléfonos que vende AT&T deben cumplir con los límites de la FCC.

Además, el sitio web de la FCC contiene una detallada guía denominada "Wireless Devices and Health Concerns" (Aparatos inalámbricos e inquietudes de salud), que trata sobre las más recientes novedades científicas y explica la forma en que la FCC determina los límites de exposición.

Para aquellos que aún abrigan preocupaciones, la FCC también tiene una lista de medidas sencillas que se pueden implementar para reducir la exposición a los campos de frecuencias de radio de los teléfonos móviles. La FCC afirma:

Aunque en la actualidad no hay pruebas científicas que establezcan una relación definitiva entre el uso de equipos móviles y el cáncer u otras enfermedades, y aunque todos los teléfonos celulares deben cumplir con los estándares federales establecidos para la exposición a la energía de las frecuencias de radio, algunos consumidores se muestran escépticos frente a los fundamentos científicos o los análisis en que se basan las pautas de la FCC para la exposición a dichas frecuencias. Por lo tanto, hay quienes recomiendan tomar medidas para reducir aún más tal exposición. La FCC considera que dichas prácticas no son necesarias, pero proporciona información sobre medidas sencillas que se pueden implementar para reducir la exposición a la energía de las frecuencias de radio de los teléfonos móviles. Por ejemplo: los equipos móviles solamente emiten energía de frecuencias de radio cuando están en uso, y cuanto más cerca se está del equipo, más energía se absorbe.

Algunas medidas para reducir la exposición a las frecuencias son, entre otras:

  • Usar un altavoz, audífono o auricular para reducir la proximidad del equipo a la cabeza (y por lo tanto la exposición al mismo). Aunque los audífonos con cable pueden conducir algo de energía a la cabeza, y los inalámbricos también emiten una pequeña cantidad de energía de frecuencias de radio, tanto los audífonos con cable como los inalámbricos evitan la proximidad de la cabeza a la principal fuente de ese tipo de energía (el teléfono móvil) y pueden de esta manera reducir notablemente la exposición total de la cabeza.
  • Aumentar la distancia entre los equipos móviles y el cuerpo.
  • Preferir los mensajes de texto a las llamadas de voz; pero no enviar o leer mensajes de texto al conducir.


La Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos (FDA) también tiene competencia y vasta experiencia en lo que respecta a los campos de frecuencias de radio y la salud, y ha dado sus opiniones especializadas a la FCC. En su sitio web, la FDA llega a la siguiente conclusión:

     "El peso de las pruebas científicas no ha vinculado a los teléfonos móviles con ningún problema de salud."

Algunas personas, sin embargo, creen que los campos de frecuencias de radio de los teléfonos móviles suponen un riesgo sanitario. Si bien AT&T no comparte esa opinión, entiende que es posible que algunos de nuestros clientes quieran saber más acerca del tema, de modo que incluimos aquí algunas fuentes con puntos de vista diferentes:

  • The EMR Network - HTTP://WWW.EMRNETWORK.ORG
  • Powerwatch - HTTP://WWW.POWERWATCH.ORG.UK
  • "Teléfonos móviles: peligros invisibles en la era de las comunicaciones móviles", por Dr. George Carlo y Martin Schram, Carroll & Graf Publishers, Inc., 2001.


Si bien ya se han realizado numerosas investigaciones en el tema de los teléfonos móviles, AT&T apoya las nuevas investigaciones de alta calidad que incrementarán aún más el amplio conocimiento científico disponible acerca de los campos de frecuencias de radio y la salud.

Para obtener más información sobre este tema, te alentamos a leer toda la información brindada por la FCC y la FDA en sus sitios web (cuyos enlaces figuran en el texto precedente).