Prácticas de la red

¿Cómo gestiona AT&T la congestión con respecto a sus servicios de acceso a Internet de banda ancha de mercado masivo?

AT&T se esfuerza por brindar una experiencia de Internet de alta calidad para todos nuestros clientes. Debido a que Internet consta de múltiples redes interconectadas y la mayoría de los puntos finales de Internet (por ejemplo, sitios web y otros proveedores de contenido) no están conectados directamente a la red de AT&T, AT&T debe conectarse e intercambiar tráfico con otras redes para brindar a sus suscriptores la capacidad de cargar datos o descargar datos de puntos finales de Internet que están conectados a esas redes. Con ese fin, AT&T ha celebrado acuerdos negociados comercialmente para intercambiar tráfico con esas redes (y las redes con las que están conectadas) en condiciones mutuamente aceptables. Los enlaces que AT&T y otras redes utilizan para intercambiar ese tráfico pueden congestionarse a veces. De acuerdo con sus acuerdos con esas otras redes y su práctica de larga data, AT&T puede establecer o ampliar las conexiones entre su red y otras redes, pero solo en términos mutuamente aceptables. Si AT&T no puede llegar a un acuerdo sobre los términos de interconexión o expansión de la red con estas otras redes, podría afectar la capacidad de los clientes para cargar o descargar datos a puntos finales de Internet conectados a esas redes. AT&T no garantiza que establecerá o ampliará las conexiones entre su red y otras redes, o que los suscriptores podrán cargar o descargar datos desde puntos finales de Internet conectados a otras redes a cualquier velocidad particular.

Además, al igual que las otras redes que conforman Internet, la red de AT&T es una red compartida, lo que significa que los enlaces de transmisión y otros recursos de red utilizados para proporcionar servicios de banda ancha se comparten entre los suscriptores de AT&T, así como entre los diversos servicios ofrecidos por AT&T. La congestión temporal puede ocurrir cuando una gran cantidad de clientes en un área concentrada acceden a la red al mismo tiempo o cuando algunos clientes consumen una gran cantidad de capacidad de la red durante los períodos de mayor actividad, como en eventos en el estadio, durante las horas pico de uso o durante mantenimiento planificado de la red.

AT&T invierte miles de millones de dólares anualmente para abordar la posible congestión en sus redes de banda ancha. Como es común en la industria, utilizamos prácticas de administración de red y otras herramientas para administrar los recursos de la red en beneficio de todos nuestros clientes de banda ancha, especialmente durante los períodos en que la demanda de la red excede los recursos de red disponibles (también denominado "congestión"). Como era de esperar, nuestras prácticas de gestión de red y nuestras ofertas de servicios han evolucionado con el tiempo para beneficiar a nuestros clientes y aprovechar los miles de millones que hemos gastado para expandir y aumentar nuestras redes.

Administración de datos basada en la congestión. Una práctica de administración de red que usamos para administrar nuestros recursos de red d AT&T puede afectar a los clientes con la mayoría de los planes de servicio ilimitado de datos móviles pospagos de AT&T y AT&T PREPAIDSM ("Planes de servicio ilimitado de datos de AT&T"). Durante los períodos de congestión, estos clientes pueden experimentar velocidades de datos reducidas y una mayor latencia en comparación con otros clientes que utilizan el mismo sitio celular ("Administración de datos basada en la congestión"). Según el plan de servicio ilimitado de datos de AT&T del cliente, siempre podrán experimentar la Administración de datos basada en la congestión o solo lo experimentarán después de haber usado más de 22 GB de datos en un período de facturación Como siempre, aún cuando estés sujetos a esta práctica de administración de congestión, estos clientes tienen la tranquilidad de saber que sin importar cuántos datos usen en un ciclo de facturación, nunca estarán sujetos a los cargos por excedentes y pagarán una tarifa fija mensual. Esa es nuestra promesa esencial con los planes de servicio de datos ilimitados de AT&T. Las velocidades reducidas y la latencia aumentada pueden hacer que los sitios web se carguen de manera más lenta o pueden afectar el rendimiento de las actividades de datos pesados, como streaming de videos o juegos interactivos. Los clientes sujetos a la gestión de datos basada en la congestión experimentarán velocidades reducidas y una mayor latencia solo cuando utilicen datos en un sitio celular que experimente congestión de la red en el mismo momento. Tan pronto como la congestión en el sitio celular se aplaca, o si la sesión del cliente migra a un sitio celular que no está congestionado, las velocidades y la latencia no se ven afectadas. Además, esta práctica de administración de red se ajusta dinámicamente para abordar la cantidad de congestión, que puede comenzar y detenerse en un período de tiempo muy corto (a menudo medido en fracciones de segundo), lo que minimiza aún más el impacto del cliente. Debido a que la cantidad de congestión en un sitio celular puede variar significativamente, el impacto en el rendimiento de los clientes afectados del plan de datos ilimitados de AT&T también puede variar significativamente, pero dicho impacto durará solo mientras el sitio esté congestionado.

Notificaremos a los clientes sobre planes sujetos al límite de uso de datos de 22 GB para activar la práctica de administración de congestión anterior durante cada ciclo de facturación cuando su uso alcance el 75% del límite de 22 GB (es decir, 16.5 GB) para que puedan ajustar su uso para evitar prácticas de gestión de red que pueden resultar en velocidades de datos más lentas.

Buffer Tuning. Con el crecimiento constante en el uso de smartphones y tablets en nuestras redes móviles y el creciente predominio de descargas de videos, AT&T ha implementado una técnica de optimización de video para una administración razonable de la red en nuestra red de datos móviles. Esa técnica entrega el video grabado al dispositivo del usuario de manera "justo a tiempo" ("Buffer Tuning"). Buffer Tuning solo se aplica al tráfico del navegador de Internet (HTTP, puerto 80) para las descargas de video grabadas, independientemente de la fuente (incluido el contenido de la marca AT&T o de terceros) y no afecta el streaming de video en tiempo real. Sin Buffer Tuning, el contenido de video puede ser entregado completamente al dispositivo y cargado contra el plan de datos del usuario, independientemente de si se ve o no. Con Buffer Tuning, se envía una cantidad suficiente de video al dispositivo para que el usuario pueda comenzar a verlo y el resto del video se envía en el momento necesario para no interrumpir la visualización. Esto optimiza el consumo del plan de datos del usuario. Además, esto libera recursos de red para todos los usuarios. Buffer Tuning no altera el contenido del video y no debe introducir directamente ningún impacto adverso en la experiencia visual.

Stream Saver. Otra práctica razonable de administración de red que utilizamos para administrar de manera más eficiente nuestros recursos de red de servicio móvil es Stream Saver, que es una característica que ofrecemos en algunos de nuestros planes del servicio móvil que incluyen datos. Stream Saver permite a los clientes ver más videos a través de nuestra red de servicio móvil mientras usan menos datos al transmitir contenido reconocido como contenido de video con calidad de definición normal, similar a un DVD (aproximadamente 480 p). Stream Saver es válido solo para el contenido de video reconocido entregado a través de la red de servicio móvil de AT&T. Una vez activado por AT&T en la cuenta del cliente para los planes que incluyen Stream Saver, el cliente puede desactivarlo y activarlo otra vez en cualquier momento a través de la cuenta en línea del cliente o llamando a AT&T. Los proveedores de contenido podrán darse de baja de Stream Saver, en cuyo caso Stream Saver no afectará el envío de su contenido de video. Hay más información disponible aquí.

¿AT&T limita mi uso de datos? ¿AT&T proporciona herramientas para ayudar a los clientes a monitorear y controlar su uso de datos?

Hemos desarrollado niveles de velocidad para nuestros planes con cable y de datos para nuestros servicios de acceso a Internet de banda ancha móvil para que nuestros clientes puedan elegir entre una variedad de niveles de velocidad o planes de tarifas que mejor reflejen sus propios niveles de uso y la forma que piensan usar su servicio. Por ejemplo, algunos planes de datos de AT&T designados para usarse únicamente con un teléfono básico o teléfono inteligente no pueden usarse con una tarjeta LaptopConnect, un tablet o un dispositivo de hotspot móvil independiente. Sin embargo, los clientes que deseen utilizar su servicio de tal manera, como con un dispositivo de hotspot móvil, pueden comprar otros planes que permitan dicho uso. AT&T ofrece calculadoras de uso, alertas y otras herramientas para nuestros servicios de acceso a Internet de banda ancha por cable y móvil para ayudar a los clientes a calcular sus niveles de uso anticipados. Para obtener más información, haz clic aquí (fijo) y aquí (móvil). Además, enviamos avisos a los clientes sobre los límites de uso aplicables para nuestros servicios móviles y fijos por niveles. Muchos de los planes de Internet, banda ancha o fibra de AT&T para empresas no tienen límites de datos ni planes de uso de datos.

Tenemos algunos planes de servicio móvil pospagos (por ejemplo, nuestros planes Mobile Share Plus) que proporcionan a los clientes asignaciones de datos de alta velocidad que pueden compartir entre los diferentes dispositivos del plan y algunos de nuestros planes AT&T PREPAIDSM (no incluye Internet móvil de AT&T, antes conocido como Wireless Home Phone & Internet, o hotspot móvil) ofrecen asignaciones de datos de alta velocidad a una línea específica. Una vez que los clientes de estos planes superen sus asignaciones de datos de alta velocidad, que incluye los datos del plan, la cantidad de Rollover Data disponible u otras asignaciones de datos que los clientes puedan tener, durante un período de facturación, pueden continuar usando los datos sin cargo adicional, pero a velocidades mucho más bajas cuando se conectan a la red móvil. Específicamente, después que uno de estos clientes use toda la asignación de datos disponible en un ciclo de facturación, el servicio del cliente a través de la red móvil transmitirá los datos a un máximo de 128 Kbps por el resto del ciclo de facturación, a menos que el cliente se cambie a un plan de tarifas con una asignación mayor de acceso a datos de alta velocidad antes de que finalice el ciclo de facturación. Una vez que las velocidades se limitan de esta manera, la conexión del cliente a través de la red móvil aún debería permitir ver páginas web estáticas o consultar el correo electrónico, pero las actividades que hacen un uso intensivo de la banda ancha como el streaming de audio y video, envío de mensajes con fotos y videos y las aplicaciones/los servicios que usan grandes cantidades de datos se verán afectados y es posible que no sean completamente funcionales. Pero, cuando comience el próximo ciclo de facturación, el cliente tendrá nuevamente acceso a datos de alta velocidad. Informaremos a nuestros clientes durante cada ciclo de facturación cuando su uso de datos alcance el 75% o 90% de su asignación mensual de datos de alta velocidad (o en ambos intervalos) y cuando alcancen el 100% de su asignación mensual de datos de alta velocidad para estar al tanto de la cantidad de uso de datos y puedan hacer ajuste para evitar velocidades más lentas. Cuando está conectado a una red Wi-Fi, la velocidad del cliente no se verá afectada. Para obtener información sobre Rollover Data para planes Mobility pospagos, haz clic aquí y para planes AT&T PREPAIDSM, haz clic aquí.

También contamos con un programa de datos patrocinados que permite a terceros pagar el uso de datos para contenido específico en nombre de clientes elegibles del servicio móvil de AT&T. Con AT&T Sponsored Data, los clientes pueden probar, navegar, hacer streaming y disfrutar de aplicaciones, contenido y servicios proporcionados por los patrocinadores de datos sin usar sus asignaciones de datos mensuales. De este modo, los datos patrocinados extienden efectivamente la asignación de uso de datos de un cliente y permiten a los proveedores de contenido, aplicaciones y servicios en línea animar a los usuarios a probar sus servicios. Para obtener información acerca del programa de datos patrocinados de AT&T, los clientes del servicio móvil de AT&T deben hacer clic aquí y los proveedores de contenido en línea, aplicaciones y servicio deben hacer clic aquí.

Otra forma en que ayudamos a los clientes del servicio móvil a administrar su uso de datos es a través de la funcionalidad Stream Saver resumida arriba.

Para aquellas áreas geográficas que no están cubiertas por las redes móviles operadas y de propiedad de AT&T, intentamos proporcionar a los clientes servicios de datos a través de acuerdos con otras compañías telefónicas. El uso de los dispositivos de los clientes para acceder a los datos a través de las redes de otra compañía telefónica, tanto nacionales como internacionales, se denomina uso "fuera de la red" o "roaming". Nuestra capacidad de ofrecer a nuestros clientes los servicios de roaming y fuera de la red se basa en una variedad de factores dinámicos, que incluyen las consideraciones comerciales, los términos de los acuerdos con los que contamos en un período determinado con otros proveedores de servicio móvil y la tecnología de la red, la(s) frecuencia(s) y la funcionalidad de dichas redes. No garantizamos la disponibilidad, la calidad de la cobertura o la velocidad para los servicios de datos a que se accede mediante las redes de otros proveedores y podemos disminuir las velocidades a 2 G o suspender el servicio de datos disponible en estas redes en cualquier momento y sin aviso previo. Actualizamos nuestros mapas de cobertura con regularidad para mostrar dónde brindamos servicios fuera de la red a nivel nacional y de roaming internacional. Para obtener las actualizaciones de cobertura más recientes, puedes tener acceso a los mapas aquí.

¿Cómo maneja AT&T una supuesta violación de derechos de autor de los suscriptores a sus servicios de acceso a Internet de banda ancha?

El Programa de Alerta de Derechos de Autor se estableció para responder a presuntas violaciones de derechos de autor mediante el intercambio de archivos punto a punto y tiene el objetivo de informar a los clientes sobre la importancia de proteger los derechos de autor y el uso legal del contenido disponible a través de Internet. Conforme al programa, los propietarios de contenido pueden notificar a AT&T sobre presuntas violaciones de derechos de autor basados en la dirección IP de un usuario. Luego, AT&T intentará identificar la cuenta de un suscriptor basado en esa dirección de IP y reenviará una alerta de derechos de autor a la cuenta del suscriptor en la que se informará al titular de la cuenta sobre el alegato y se proporcionará información sobre la violación del derecho de autor en línea. Si un suscriptor recibe alertas adicionales, podemos redireccionar de manera temporal el acceso al servicio de Internet de banda ancha del titular de la cuenta a una página web en donde el titular de la cuenta debe revisar el material sobre la importancia de los derechos de autor y el uso legal de contenido disponible en Internet. Al completar esta revisión, dicho redireccionamiento se discontinuará y el servicio del suscriptor se restablecerá como normal. Después de esta etapa, si el suscriptor continúa recibiendo alertas adicionales, AT&T puede tomar otras medidas según la Sección 512(i) de la Legislación sobre los Derechos de Autor del Milenio Digital, que puede resultar en la terminación del servicio de acceso a Internet de banda ancha por parte del suscriptor/titular de la cuenta. La información de identificación personal del titular de la cuenta está protegida a lo largo del proceso; AT&T no proporcionará dicha información a los propietarios del contenido a menos que una orden judicial así lo requiera. Para obtener más información sobre el Programa de Alerta de Derechos de Autor de AT&T, visite https://copyright.att.net/home.

¿AT&T favorece ciertos sitios web o aplicaciones de Internet al bloquear, acelerar o modificar protocolos específicos en su servicio de acceso a Internet de banda ancha?

No, AT&T no favorece ciertos sitios web o aplicaciones de Internet al bloquear o acelerar el tráfico de Internet legal en base al contenido, aplicación, servicio, usuario o uso de dispositivos no dañinos en sus servicios de acceso a Internet de banda ancha. Ni modificamos ciertos protocolos, puertos de protocolo o campos de protocolo en formas no establecidas en las normas de protocolos. No obstante, en respuesta a una amenaza específica de seguridad contra nuestra red o nuestros clientes, AT&T deberá limitar en ciertas ocasiones el flujo de tráfico de ciertas ubicaciones o tomar otras correspondientes. Además, evitamos el uso de ciertos puertos en nuestros servicios de acceso a Internet de banda ancha Wi-Fi y con cable para proteger a nuestras redes y clientes contra la actividad maliciosa, como se detalla a continuación.

Nuestros planes de datos móviles con servicio de acceso a Internet de banda ancha pueden incluir diferentes velocidades, calidad en streaming de video y otras opciones entre las cuales los clientes pueden elegir lo que mejor se adapte a la forma que piensan usar su servicio. Por ejemplo, el plan AT&T Unlimited &More Premium permite a los usuarios hacer streaming de video en alta definición (hasta 1080p), donde esté disponible (los servicios de streaming de video solo pueden transmitir contenido de video de menor calidad) y cuando Stream Saver esté desactivado, mientras que el plan AT&T Unlimited &More permite la transmisión de video en definición normal (calidad DVD de 480p) Los clientes que hacen streaming de videos en un smartphone u otro dispositivo manual pequeño similar no notarán una diferencia significativa entre la calidad de video en alta definición y definición normal mientras que los clientes que hagan streaming de videos en un tablet u otro dispositivo más grande pueden preferir la calidad de video de alta definición. Para obtener más información sobre nuestros planes de datos con servicio de acceso a Internet de banda ancha móvil, el cliente puede visitar: https://www.att.com/plans/wireless.html

¿AT&T, de manera directa o indirecta, favorece algún tipo de tráfico por sobre otros tipos de tráfico (como por ejemplo mediante priorización, reserva de recursos o formación de tráfico) en su provisión de servicio de acceso a Internet de banda ancha ya sea (1) a modo de intercambio por una consideración (monetaria o de otro tipo) de un tercero, o (2) para beneficiar a un afiliado?

No, en su provisión de servicios de acceso a Internet de banda ancha, AT&T no favorece de manera directa o indirecta algún tipo de tráfico por sobre otro en intercambio por consideraciones de un tercero o para beneficiar a un afiliado, excepto para abordar las necesidades de comunicaciones de emergencia, órdenes policiales, seguridad pública (incluyendo FirstNet) o autoridades de seguridad nacional, de acuerdo con o según lo permita la ley aplicable. Además, AT&T ofrece una amplia variedad de servicios a sus clientes, incluyendo, entre otros, Protocolo de Llamadas por Internet (VoIP), video de protocolo de Internet (IP), mensajería unificada, Llamadas por LTE (VoLTE) y redes empresariales. Estos servicios comparten la infraestructura de red de AT&T y pueden depender de prácticas de red para asignar diferentes niveles de prioridad de manera dinámica o estática. El uso de estos servicios puede afectar la disponibilidad de los recursos de red para los servicios de acceso a Internet de banda ancha y, por consiguiente, el rendimiento de ese servicio. Por ejemplo, el servicio puede ser interrumpido, demorado o de alguna otra manera limitado en caso de un desastre o emergencia, o durante períodos de congestión, con el fin de satisfacer las necesidades del personal de seguridad nacional y preparación ante emergencias.

¿Qué prácticas a adoptado AT&T para manejar la seguridad de la red?

AT&T se toma muy en serio la seguridad de nuestros clientes y nuestra red. Controlamos de manera proactiva la actividad de red para ayudar a proteger contra una amplia gama de amenazas de seguridad, incluyendo virus, botnets, gusanos, ataques de "denegación del servicio", SPAM y otras actividades dañinas. Alentamos a que los clientes adopten sus propias medidas de seguridad.

Utilizamos una variedad de herramientas de red para controlar la actividad y el estado de la red, a fin de mantener su estabilidad y funcionalidad, proteger la red contra amenazas y por otras causas operativas. Almacenamos la información que recopilamos mediante este control solo siempre y cuando tengamos causas comerciales para hacerlo. La norma de privacidad de AT&T describe cómo recopilamos, usamos y compartimos esta información. Puedes ver la norma de privacidad de AT&T en: www.att.com/privacy.

Si detectamos una amenaza de seguridad, por lo general intentaremos aislarla y minizar sus efectos en el servicio de red. Podemos usar una variedad de medidas de seguridad para proteger la red, como por ejemplo bloquear el tráfico malicioso o ilegal, redirigir el flujo de tráfico a través de otras partes de nuestra red o tomar otras medidas para enfrentar la amenaza. Por ejemplo, como se describe en mayor detalle a continuación, bloqueamos ciertos puertos que transfieren el tráfico malicioso o perjudicial (como los puertos 25, 135, 139, 445 y 1900). Intentamos limitar las acciones a ciertas partes de nuestra red o base de clientes afectadas por las amenazas de seguridad y solo cuando que sea necesario para mitigar la amenaza.

AT&T puede rastrear o analizar las direcciones de la red que están registradas a través de AT&T, incluidas las direcciones que puedan haber sido delegadas a los clientes, y/o las rutas que se originan en las redes proporcionadas por AT&T para detectar las vulnerabilidades que podrían comprometer a AT&T o los activos del cliente o que podrían usarse en ataques contra otros. De esta forma, tratamos de evitar la interrupción del servicio de la red para los clientes. Podemos usar la información que proviene de estas actividades para identificar y resolver los problemas de seguridad o para notificar los problemas a los clientes.

Como se indicó anteriormente, AT&T bloquea ciertos puertos que transfieren el tráfico malicioso o perjudicial para proteger a nuestros clientes y nuestra red. A continuación detallamos más información sobre el bloqueo de puertos vigente en la actualidad. En el futuro podemos bloquear otros puertos en base a las evaluaciones de las amenazas.

Puerto Transporte Protocolo Dirección Amenazas
0 TCP Reservado Ambos Puerto reservado
19 UDP Chargen Ambos DDOS reflectivos
25 TCP SMTP Saliente CORREO BASURA, malware
68 UDP BOOTP Saliente Suplantación del servidor DHCP
123 UDP NTP Ambos DDOS reflectivos
135 TCP NetBios Ambos Gusanos, Malware, DDoS reflectivos
139 TCP NetBios Ambos Gusanos, Malware
445 TCP MS-DS SMB Ambos Gusanos, Malware
520 UDP RIPv Ambos DDOS reflectivos
1900 UDP SSDP Ambos DDOS reflectivos
3479 TCP Twrpc Ambos Inestabilidad del dispositivo para usuario final
7547 TCP CWMP Ambos Inestabilidad del dispositivo para usuario final
49152 TCP Dinámico Entrante Accesos no autorizado, DoS
49955 TCP Dinámico Entrante Accesos no autorizado, DoS
50001 TCP Dinámico Entrante Accesos no autorizado, DoS
51001 - 51003 TCP Dinámico Entrante Accesos no autorizado, DoS
51010 - 51011 TCP Dinámico Entrante Accesos no autorizado, DoS
51020 TCP Dinámico Entrante Accesos no autorizado, DoS
61001 TCP IPDR Ambos Exposición de datos, inestabilidad del dispositivo para usuario final

Puerto 0/TCP: el puerto 0 es un puerto reservado. Este puerto no debe usarse para ninguna aplicación. El bloqueo protege a nuestros clientes de posible tipos dañinos de abusos en la red.

Puerto 19/UDP: el puerto 19 Chargen es un protocolo diseñado para generar un flujo de caracteres para realizar la depuración y medición. Debido a que se han desarrollado más herramientas recientes con fines de medición y depuración, el bloqueo protege contra el uso de este puerto en los ataques DDOS reflectivos.

Puerto 25/TCP: el Protocolo simple de transferencia de correo (SMTP) se usa para enviar correos electrónicos. El puerto 25/TCP puede estar bloqueado para clientes con direcciones de Protocolo de Internet (IP) asignadas de forma dinámica para evitar que los sistemas transmitan CORREO BASURA. Los clientes pueden suscribirse a los servicios SMTP de AT&T si necesitan hospedar un servidor SMTP en Internet.

Puerto 68/UDP: el puerto 68 se usa para obtener información sobre la dirección IP dinámica de un servidor de protocolo de configuración dinámica (DHCP). El puerto 68 se puede bloquear para eliminar el riesgo de exposición a un servidor DHCP malintencionado.

Puerto 123/UDP: el Protocolo de Tiempo de Red (NTP) se usa para sincronizar de manera precisa la hora del día en la computadora con un servidor de tiempo de referencia. Algunos aspectos del puerto 123 pueden limitarse a disminuir el uso malicioso. Los servidores NTP mal configurados pueden usarse para ataques DDOS reflectivos y algunos dispositivos proporcionan el servicio de NTP por error, lo cual acentúa el uso malicioso del puerto.

Puerto 135/TCP: NetBIOS es un protocolo para compartir archivos en la red y también se conoce como Sistema de archivo de Internet común o LanManager. El bloqueo protege a los clientes de la exposición accidental de archivos, gusanos y virus.

Puerto 139/TCP: NetBIOS es un protocolo para compartir archivos en la red y también se conoce como Sistema de archivo de Internet común o LanManager. El bloqueo protege a los clientes de la exposición accidental de archivos del sistema críticos, los cuales podrían permitir el acceso al sistema de un elemento malicioso.

Puerto 445/TCP: NetBIOS es un protocolo para compartir archivos en la red y también se conoce como Sistema de archivo de Internet común o LanManager. El bloqueo reduce el riesgo de una posible amenaza en ciertos sistemas operativos. Al igual que el bloqueo de nuestros puertos 135 y 139, el bloqueo del puerto 445 protege a los clientes de la exposición accidental de archivos, gusanos y virus.

Puerto 520/UDP: RIPv1 - El puerto UDP 520 se usa para el Protocolo de Información de Enrutamiento (RIP) para compartir información de enrutamiento de la red. RIPv1 fue diseñado para compartir información de rutas en redes pequeñas (clase A, B, C, D) y tiene un uso limitado en las redes sin clase de la actualidad. El puerto 520 ha sido utilizado por elementos maliciosos para generar ataques DDOS reflectivos.

Puerto 1900/UDP: Universal Plug and Play (UPnP) es un protocolo estándar que permite descubrir dispositivos en una red local. Algunos enrutadores residenciales pueden exponer este puerto a Internet, lo cual podría permitir que los atacantes vulneren los atributos de seguridad de Traducción de Direcciones de Red (NAT) y permitir que usen el puerto para ataques DDOS reflectivos.

Puerto 3479/TCP: Twrpc es un protocolo que se usa para la administración remota de dispositivos de usuarios finales. El bloqueo de este puerto protege a los clientes de un uso inadecuado del puerto, lo cual puede causar la inestabilidad del dispositivo para el usuario final.

Puerto 7547/TCP: el Protocolo de Gestión CPE WAN (CWMP) es un protocolo que se usa para administrar los dispositivos de usuario final. El bloqueo de este puerto protege a los clientes de un uso inadecuado del puerto, lo cual puede causar la inestabilidad del dispositivo para el usuario final.

Puerto 49152/TCP, 49955/TCP, 50001/TCP, 51001-51003/TCP, 51010-51011/TCP, 51020/TCP: estos puertos tienen los números de un rango de puerto efímero dinámico/privado. Su uso varía de acuerdo con la implementación y puede incluir la administración del dispositivo del usuario final. El bloqueo de estos puertos protege a los clientes de una actividad maliciosa, la cual puede incluir la exposición de datos o ataques contra los dispositivos del usuario final.

Puerto 61001/TCP: el Registro detallado del protocolo de Internet (IPDR) es una especificación que se usa para recopilar información de los dispositivos de un usuario final que incluye los datos de configuración del dispositivo. El bloqueo del puerto TCP 61001 evita ciertos tipos de actividad maliciosa como la exposición de datos y los ataques al dispositivo del usuario final.

¿AT&T restringe los tipos de dispositivos que los clientes pueden usar con sus servicios de acceso a Internet de banda ancha de mercado masivo?

AT&T ofrece a sus clientes una variedad de equipos de interfaz de red para usar con los servicios de acceso a Internet de banda ancha que brindamos a hogares y empresas, muchos de los cuales están habilitados para WI-Fi. También disponemos de una variedad de herramientas adicionales, equipos y servicios para ayudar a nuestros clientes en la configuración del acceso a la red local en su hogar o empresa para satisfacer sus necesidades particulares. Esto permite a los clientes de AT&T elegir los dispositivos que quieran usar (PC, smartphones, tablets, smart TV, etc.) para conectarse a los servicios de acceso a Internet de banda ancha en su hogar o empresa a través de Wi-Fi, a través del cableado existente en sus inmediaciones o a través de otra tecnología de redes local compatible.

Los clientes de nuestros servicios móviles de mercado masivo pueden vincular dispositivos 3G, 4G y 5G de su elección a nuestros servicios de acceso a Internet de banda ancha móvil, siempre y cuando los dispositivos estén aprobados por la FCC, sean compatibles con la tecnología utilizada en nuestra red móvil y no dañen nuestra red ni a otros usuarios. AT&T ha retirado su red 2G y no activará dispositivos solo con capacidad 2G. Nuestras redes con cable y Wi-Fi requieren dispositivos compatibles con Ethernet y Wi-Fi. AT&T generalmente no admite IEEE2 802.11b o protocolos de Wi-Fi anteriores. Los dispositivos también deben usarse de manera consistente con nuestros Términos de servicio y nuestra Norma de uso aceptable. Por ejemplo, algunos planes de datos están diseñados para usar solo con un teléfono básico o smartphone, en cuyo caso los clientes no podrán usar su dispositivo para proporcionar una conexión de acceso a Internet a otros equipos/dispositivos (tales como computadoras, netbooks, tablets, otros teléfonos, módems USB, enrutadores de red, reproductores de medios, consolas de juegos u otros dispositivos habilitados para datos) por anclaje, por transferencia de la tarjeta SIM o por cualquier otro medio. Sin embargo, los clientes que deseen utilizar su servicio con un dispositivo de hotspot móvil/anclaje pueden comprar un plan de datos que ya incluya dicho uso.

Código snippet: Banda ancha CSS