Mostrando contenido para | Cambia tu código postal

Ingresa otro código postal para ver información de un área diferente. X | `>`

!No podemos encontrar ese código postal. Vuelve a intentar.

Protégete de phishing y sitios web falsos

El phishing es una forma de fraude por Internet que tiene como objetivo computadoras y dispositivos móviles. Aprende a identificar el fraude electrónico y los sitios web falsos para protegerte.


INSTRUCCIONES E INFORMACIÓN

Intentos de fraude electrónico y como identificarlos

Con este tipo de fraude, un estafador finge ser una persona u organización legítima para engañarte y hacerte revelar información personal o financiera. Esa información puede incluir números de tarjetas de crédito, números de seguro social o contraseñas.

Queremos que todos los clientes sepan que no pediremos información personal o de la cuenta a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos o mensajes de texto. Si recibes este tipo de mensaje, infórmalo a Seguridad en Internet de AT&T en abuse@att.net. También puedes reenviar el correo electrónico al Anti-Phishing Working Group en reportphishing@antiphishing.org o informarlo a la FTC.

El fraude electrónico puede tomar diferentes formas. Por ejemplo:
  • Recibes un correo electrónico o mensaje de texto que parece provenir del banco. El mensaje te pide que confirmes la información de tu cuenta al hacer clic en un enlace. Cuando haces clic en el enlace, instala un programa malicioso en tu computadora que captura todo lo que escribes, incluso las contraseñas.
  • El enlace también puede dirigirte a un sitio web falso con una página de inicio que se parece a la de tu banco. El sitio web te pide información que tu banco nunca te pediría, como tu número de cuenta, los últimos ocho dígitos de tu tarjeta de débito y tu PIN del cajero automático.
  • Un pirata informático crea un sitio web falso utilizando una dirección de Internet que suele estar mal escrita. Se lo denomina error tipográfico deliberado ("typosquatting"). Si escribes mal una dirección de Internet, podrías caer en uno de estos sitios.

Los estafadores cambian permanentemente sus ataques para incluir detalles que te harán creer que la estafa es real. Por eso es importante que sepas qué tienes que buscar. Y recuerda que no preguntaremos información a través de teléfono, correo electrónico o por mensajes de texto.

Cómo reconocer los fraudes por correo electrónico y sitios web falsos
La próxima vez que no confíes por completo en que te encuentras en un sitio web legítimo o que recibas un correo electrónico y creas que no es válido, busca estas señales de advertencia:
  • La dirección de Internet es incorrecta: si tu banco usa cierta dirección de Internet y el sitio al que llegas tiene una dirección diferente, hay posibilidades de que sea un sitio falso. Verifica siempre dos veces para asegurarte de que la dirección del sitio es correcta. También puedes colocar el cursor sobre un enlace en el correo electrónico para verificar que el enlace se dirija al mismo sitio del cual vino el correo electrónico.
  • El asunto del correo electrónico está escrito todo en mayúsculas: a menudo, los estafadores usan las mayúsculas para llamar la atención. Es algo que nosotros jamás haríamos en nuestros correos electrónicos, por eso es una señal de que el correo electrónico es falso.
  • Hay una gran cantidad de "destinatarios ocultos": los estafadores envían miles de correos electrónicos con fraudes, con la esperanza de que alguien muerda el anzuelo. Si ves que un correo electrónico está copiado a otros destinatarios, ten cuidado. Nuestros clientes son individuos, y los tratamos como tales. Tu correo electrónico se envía a ti y a nadie más.
  • Pide información bancaria: un banco verdadero jamás te pediría tu información de cuenta bancaria ni el número y PIN de tu tarjeta de débito por medio de un correo electrónico. Ten cuidado con cualquier correo electrónico o sitio que te pida información confidencial (como tu número de seguro social) que no sean los datos estándar de inicio de sesión.
  • Se pide confirmar información confidencial de la cuenta: si un correo electrónico o sitio web te pide confirmar información confidencial de la cuenta, de seguro es una estafa.
  • Utiliza una cuenta de Internet pública: antes de hacer clic en algún enlace que te envíen por correo electrónico, mira la dirección de correo electrónico del remitente. Si la dirección de correo electrónico es de una cuenta pública pero dice ser de tu banco u otro negocio, no confíes en el correo electrónico. Todos los correos electrónicos de myAT&T se envían desde att-mail.com, por eso, si no ves esa dirección, significa que el correo electrónico no fue enviado por nosotros. También debes asegurarte de que cualquier correo electrónico que sea de tu banco tenga el nombre que ingresaste en el mensaje, como por ejemplo Estimado William Smith, en lugar de Estimado cliente. Los bancos verdaderos se dirigen a ti en los mensajes por tu nombre como una forma de confirmar la relación.
  • Incluye palabras mal escritas: las empresas verdaderas tienen empleados que verifican que los correos electrónicos y los sitios web sean correctos. Si ves un error de escritura o de uso del nombre de la empresa, busca otros errores y otras señales que confirmen tus sospechas. Y no ingreses ningún tipo de información personal en el sitio.
  • No es un sitio seguro: los sitios de comercio electrónico legítimos utilizan la codificación o el cifrado para garantizarte que la información de pago se mantenga segura. Puedes ver si un sitio usa decodificación si buscas un símbolo de un candado en la ventana del navegador. Hacer clic en el símbolo te permite verificar que el certificado de seguridad haya sido emitido desde este sitio, lo que es una señal de que el sitio web es legítimo y confiable. También debes verificar que la dirección empiece con https:// en lugar de http://. No ingreses información de pago en sitios que no sean seguros.
  • Muestra imágenes con baja resolución: las personas que hacen fraudes suelen crear sitios rápidamente, y esto se puede evidenciar en la calidad de los sitios. Si el logotipo o el texto aparece en una resolución pobre, esta es una señal importante de que el sitio puede ser falso.

Cómo evitar las estafas por fraude electrónico

Estas son algunas de las formas que puedes evitar que te engañen con una estafa por fraude electrónico:
  • Infórmate: lee sobre los últimos fraudes para que sepas de qué tienes que cuidarte. Y debes estar al tanto de cómo se ve un fraude para que puedas reconocer los engaños comunes cuando los ves.
  • Usa el sentido común: lee los correos electrónicos detenidamente, verifica el remitente para asegurarte de que lo conoces. Sospecha de cualquier correo que te pida tu información personal o financiera. También debes tener cuidado cuando descargas aplicaciones o archivos desde un correo electrónico, a menos que conozcas al remitente y confíes en él.
  • Practica la búsqueda segura: asegúrate de que el sitio que visitas sea seguro antes de ingresar cualquier información. Si tienes alguna duda, ingresa una contraseña falsa, pues los sitios web falsos aceptan información falsa. Para estar mejor protegido, también puedes usar un motor de búsqueda que te ayude a navegar, ya que los motores detectan los errores de escritura y evitan que vayas a sitios web falsos. Además, usa herramientas de búsqueda tales como McAfee SiteAdvisor, que te indica en los resultados de búsqueda si el sitio es seguro o no.
  • Usa la tecnología para protegerte: los software de seguridad integrales con tecnología antifraude, tales como AT&T Internet Security Suite, pueden ayudar a protegerte. Simplemente asegúrate de que tu software esté actualizado con las protecciones de seguridad más novedosas por medio de las actualizaciones automáticas o al hacer clic en el botón Update en el panel de control de tu software de seguridad.
  • Permanece alerta cuando estés en línea y fuera de ella: controla los estados bancarios y resúmenes de tarjeta de crédito en busca de transferencias o cargos sospechosos. Y considera cambiar tus contraseñas regularmente. Asegúrate de crear contraseñas seguras que incluyan una combinación de letras, números y caracteres especiales. No uses apodos, cumpleaños ni otros datos que otras personas puedan conocer.

Qué hacer si recibes un mensaje sospechoso

Los servicios de Internet de AT&T hacen todo lo posible para evitar que los mensajes falsos lleguen a nuestros usuarios y seguiremos trabajando diligentemente para garantizar que tu experiencia con nosotros sea segura y agradable.

Si recibes lo que parece ser un intento de fraude electrónico, ayúdate y ayuda a otros a informarlo.
  • Si el mensaje dice ser de AT&T, infórmalo a AT&T Internet Security a través de abuse@att.net.
  • Si el correo electrónico no es de una dirección de AT&T o no está relacionado con AT&T, reenvía la información a reportphishing@antiphishing.org o informálo a la FTC.
  • Informa de mensajes de texto sospechosos al 7726 (SPAM).
  • Una vez que hayas informado del mensaje, simplemente bórralo. No hagas clic en ningún enlace ni abras archivos adjuntos.

Información adicional
Obtén más información sobre cómo mantener tu información personal y tus dispositivos protegidos y seguros en nuestra página de recursos de fraude y seguridad.

Encuentra información adicional y recursos en:

¿Recibiste la ayuda que necesitabas?

¡Estupendo! Nos alegra haber podido ayudar.

0/500

Lamentamos no haber resuelto tu problema.

0/500

¡Gracias por tus comentarios!


Foros de la comunidad

¿Tienes preguntas sobre tu servicio de correo electrónico? Explora nuestros foros de la comunidad para ver las respuestas.

cargando...

cargando...