Recursos para el fraude y la seguridad
¡Te brindamos cobertura! Conoce cómo podemos ayudar a protegerte contra el fraude y mantener la seguridad de tus cuentas y dispositivos.

Nuestro compromiso contigo

Los estafadores buscan constantemente nuevas maneras de aprovecharse de las personas. Por eso vigilamos nuestra red las 24 horas, los 7 días de la semana. Queremos ayudar para que te sientas protegido cuando usas nuestros productos y servicios.
Recuerda, AT&T nunca te pedirá que envíes información personal o de la cuenta por correo electrónico o mensaje de texto. Puedes reenviar correos electrónicos sospechosos a Seguridad en Internet de AT&T a abuse@att.net y textos sospechosos al 7726 (SPAM).
Más información sobre cómo informar fraude

Los fraudes y las estafas más recientes
Conoce cómo reconocer las estafas más recientes y qué hacer para evitarlas.

Consejos para protegerte

Seguridad de las llamadas y los mensajes de texto
Los estafadores pueden llamarte a tu teléfono fijo, teléfono digital o a tu smartphone. También pueden enviarte un mensaje de texto. Obtén información sobre los consejos de seguridad y estafas telefónicas y por mensaje de texto, incluso sobre cómo informar los distintos tipos de fraudes o estafas.
Seguridad en Internet
Los virus siempre son un riesgo para las computadoras, tablets y smartphones. Obtén información sobre las estafas a dispositivos, obtén consejos de seguridad y conoce cómo informar de fraudes en caso de que ocurran.
Seguridad de correo electrónico
A menudo, los estafadores envían por correo electrónico un enlace o adjunto malicioso, esperando que hagas clic en él. Obtén información sobre estafas y consejos de seguridad, entre ellos cómo informar los distintos tipos de fraude o estafa.
Seguridad de la identificación y la cuenta
Te ofrecemos formas de mantener tu ID de usuario de AT&T y tus cuenta de AT&T seguras. Conoce cómo administrar tus contraseñas y códigos personales de cuenta de AT&T y proteger tu cuenta.
Robo de identidad

Los estafadores conocen distintas maneras de robar los detalles de identidad, como nombre, fecha de nacimiento, dirección o número de Seguro Social.

Pueden intentar engañarte en una llamada telefónica, mensaje de texto o correo electrónico. También pueden robar tu información de otras maneras.